30.3.11

En esta inmunda sociedad, no se permiten corazones
Que van al viento así nomas, y te los despedazan sin piedad.