10.8.12

Los hombres deben saber que es el encéfalo


"Los hombres deben saber que es el encéfalo, y sólo del encéfalo, de donde surgen nuestros placeres, alegrías, risas y bromas, así como nuestras penas, dolores, tristezas y lágrimas. Concretamente, a través de él, pensamos, vemos, oímos y distinguimos lo feo de lo hermoso, lo malo de lo bueno, lo agradable de lo desagradable... Es lo mismo que nos vuelve locos o delirantes, nos inspira miedo o pav
or, ya sea de día o de noche, nos produce insomnio, errores inoportunos, preocupaciones sin sentido, falta de motivación y actos contrarios a nuestros hábitos. Estas cosas que sufrimos proceden todas del encéfalo, cuando no está sano, pero se torna anormalmente caliente, frío, húmedo o seco, o sufre cualquier otra afección no natural a la que no está acostumbrado. La locura procede de su humedad. Cuando el encéfalo está anormalmente húmedo, necesariamente se mueve, y cuando se mueve ya no hay vista ni oído, pero vemos u oímos ahora una cosa y ahora otra, y la lengua habla según las cosas que se ven y se oyen en cada ocasión. Sin embargo, cuando el encéfalo está tranquilo, un hombre puede pensar correctamente."

Atribuído a Hipócrates.
Siglo V a.C.